Salir Fuera de España para Ser Patriota

Salir fuera de España Blazax

Salir Fuera de España para Ser Patriota

Los españoles salimos de nuestro país con un complejo de inferioridad inherente a la Marca España y que es necesario arrancar cuanto antes. De todas las nacionalidades con las que he convivido, sin duda los que venimos de España huimos del término patriota. Pero al segundo año de vivir fuera, ese sentimiento comienza a transformarse.

España patriotra memorias del blázax

Nací en el ’83, eso me coloca entre la Generación X, que con orgullo enfrentan los cuarenta años y los Millennials, aún sumergidos en el sueño de los veinte.

¿Influye el sistema educativo español en sentirse mas o menos patriotra?

Los sistemas educativos, estereotipos sociales e incluso los canales de comunicación que formaron a las mentes de ambos grupos es a lo poco, abismal. Sin olvidar lo que la palabra España despierta a cada generación.

españa patriota años ochenta memorias del blázax

El sistema educativo de aquellos 80-90 estaba sumamente influido por las huellas de la Guerra Civil.

No es mi objetivo criticar a quienes diseñaban qué enseñarnos, pero tengo recuerdos de estudiar las Repúblicas y pensar “a ver qué hicieron los buenos” y mi instituto era de monjas.

Tampoco me voy a meter en el territorio político, lo único que en este aspecto voy a decir es que jamás he sido patriótica, nunca he llevado la bandera de España, ni siquiera una camiseta de la selección de fútbol o de baloncesto en sus épocas buenas.

Es por esta razón, cuando años atrás me descubrí emocionada al sonar el himno español o notaba un pellizco agradable si veía nuestra bandera por Londres, me di cuenta de que algo había cambiado. Y comencé a reflexionar sobre la relación de ser patriota y vivir fuera de España.

El extranjero es más patriotra con España que nosotros

Creo que empecé a aceptar que España era mi país al primer año de comenzar a trabajar en Londres.

Los primeros síntomas surgían siempre que respondía a la pregunta de cuál era mi nacionalidad y una amplia sonrisa aparecía en las otras personas.

A la gente de fuera les encanta España y no solo, que también, nuestra comida, el vino, los precios y la siesta. Ahora, a diferencia de años atrás, sobre todo los ingleses, conocen más nuestra historia, visitan ciudades como Toledo, que no se caracteriza por ser un destino de costa. También se puede formar con ellos conversaciones algo fundamentadas en donde se descubre que se aprecia el lugar de España en la historia.

¿Por qué entonces los españoles nos avergonzamos? He escuchado más de una vez decir a amigos ingleses cuando este tema ha aparecido sobre la mesa.

Ellos, a pesar de todo, están orgullosos de su época de colonización, tanto que ese sentimiento se ha explotado en la campaña del Brexit para forzar el resultado, y nosotros casi nos avergonzamos de que Cristóbal Colón descubriera América.

españa patriota educación memorias del blázax

Y aquí vuelvo a la educación. Necesitaría realizar una tesis para que mis palabras estuvieran fundamentadas. Pero desde un punto de vista personal, creo que este sentimiento que tiene la Generación X de que todo lo que nos define como país es malo o al menos, cuestionable, se ha macerado en el caldo de cultivo de la educación.

También ha afectado la influencia que hemos tenido de las generaciones anteriores que arrastraban las vivencias de la Guerra Civil y sus consecuencias. Y esto lo demuestro con la forma de sentir de los Millennials.

La actitud de los más jóvenes viviendo fuera de España dista mucho a la que yo vi al principio o lo que me he ido encontrado con respecto a gente de mi edad o mayor.

Los Millennials que conozco están mucho más seguros de sí mismos, no piensan que en España hayan tenido la peor preparación que se puede encontrar en Europa, ni que sean más flojos trabajando que otras nacionalidades.

Es verdad que aquí en Londres, a los españoles no nos consideran los más rápidos a la hora de coger el ritmo, pero sí los más resistentes y creo que eso también viene de la autoflagelación.

Cuando estamos fuera de nuestra esfera de confortabilidad damos el ciento cincuenta por cien de nosotros, por si alguien descubre que somos una farsa. Este síntoma liga claramente con el Síndrome del Impostor que como si de una pandemia se tratara, se extiende desde hace siglos por España influyendo en el sentir patriotra.

Y es en los más jóvenes y en las nuevas generaciones donde creo que esta tendencia a la auto persecución se va a ir diluyendo poco a poco. Principalmente porque Franco para ellos comienza a estar en la misma línea de tiempo que los Reyes Católicos: personajes de la historia que están ahí, en el pasado.

Hace varias semanas, escuchaba a Ángel Expósito que trataba en su Tema del Día, la relación de España con América del Sur, aquí tenéis su podcast en donde también se aborda este mismo tema: ser patriota, cómo nos ven estas nacionalidades y hasta cuándo vamos a sentirnos avergonzados por lo que somos… A lo que yo añadiría que lo que somos es muy bueno cuando descubres y conoces cómo son las nacionalidades que nos rodean.

Ser patriota si vives fuera de España es normal

Desde que surgió el conflicto en Cataluña, e incluso antes, la prensa y los medios se han visto inundados con noticias, editoriales, columnas, programas… cubriendo el tema desde todos los puntos de vista.

Pero en estos años, sobre todo después del 1 de octubre, no he encontrado ningún material que aborde el conflicto desde la visión de los que estamos fuera de España, incluídos los que son catalanes.

Revelarte cómo y por qué solo puedo hacerlo a través de los ojos de quienes escriben mis memorias. Ellos son los encargados de enseñarte los pasos que dieron para intentar conseguir su redención. Unos la obtuvieron… otros no.

Y lo mismo se puede aplicar al gobierno de España, sean cual sean sus siglas, pues es en ellos en donde ese Síndrome del Impostor se hace aún más latente como si de un paciente clínico se tratara.

españa patriota autonomías memorias del blázax

Desde fuera, la independencia de Cataluña se ve localista y hasta rozando lo pueblerino, con todo el respeto a los que como yo venimos de localidades pequeñas.

Es una verdadera lástima que toda la energía que se ha invertido y se está invirtiendo, por no contar el dinero, en la independencia no sea destinada a conseguir más autonomía, que es un proyecto bastante más realista.

Aún así, y evitando todo lo que pueda oler a adoctrinamiento o tergiversación de la realidad, Cataluña ha dado un buen ejemplo de patriotismo al resto de España y a todos los gobiernos que hemos tenido desde la transición.

Quizás en vez de centrarnos en el problema localista que es la independencia de Cataluña, deberíamos coger lo que han hecho bien y de manera equilibrada conseguir que nuestra sociedad esté orgullosa de lo que ha sido y de lo que es para impulsar su proyección en el futuro.

¿Cómo se ve el patriotismo en donde vives? ¿Crees que las nuevas generaciones en España tienen una visión diferente sobre ser patriota?, o por el contrario, ¿los más jóvenes no están interesados en el tema? Tu opinión va ahí abajo. Compártela.


Solo tienes que dejar tu email si quieres suscribirte al blog

Al final de la página puedes comentar esta entrada

Comparte este post

Memorias del Blázax – Blog

No te Pierdas las Últimas Entradas