Cómo escribir una novela y no dejarla a la mitad (2)

Cómo-escribir-una-novela-Memorias-del-Blázax

Cómo Escribir una Novela

Segunda Entrega

En la anterior entrega sobre cómo escribir una novela y no desistir en el intento, hablábamos de conceptos que se basaban en el libro como los personajes, la estructura y las ideas. En este artículo vamos a centrarnos más en esos factores que influyen en una pieza determinante de la obra: el autor.

Dónde empezar a escribir un libro – El lugar

Todos los autores aconsejan crear un ambiente sin distracciones. Si tenemos en cuenta que el ordenador en sí mismo y la conexión a internet encierran las principales tentaciones, el lugar sencillamente da igual con respecto a cómo escribir una novela.

Nadie mejor que el propio escritor sabe cuáles son sus puntos débiles cuando da los primeros pasos para escribir un libro. En mi caso, suelo empezar por la mañana sentada en una mesa y por la tarde preparo el espacio en un sofá porque la rigidez en la espalda me distrae y afecta a la velocidad con la que se mueven las manos para escribir.

Autores como Proust, Capote o Vicente Aleixandre escribían desde la cama. Aunque la imagen puede parecer el retrato viviente de la pereza, es cierto que al menos veinte horas a la semana escribiendo o trabajando sentado se traduce en una falta de concentración a causa de las molestias musculares. Así que depende de cada uno, Nabokov comenzaba escribiendo de pie, pasaba a un sillón y al final del día escribía en la cama.

Y si soy sincera, más allá de las posturas o el ambiente, las épocas en que más he escrito he estado alejada de cualquier distracción, sin ventanas, internet, teléfonos, música o televisor. Así que analiza qué método te ayuda a concentrarte mejor.

El mundo que importa es el que se está desarrollando en nuestra mente, el real pude esperar.

Actitud para escribir un libro – Dónde se esconde la motivación

Este punto es fundamental si no tienes mucha experiencia sobre cómo escribir una novela.

Como muchos otros escritores, el primer libro de Memorias del Blázax comenzó siendo un refugio de la realidad en la que vivía y en mi caso ha sido fundamental para entender cómo escribir una novela. Por un lado, porque comenzar como emigrante desde cero no es nada sencillo y tenía claro que necesitaba agarrarme a cualquier método que me ayudara a seguir en Londres con una actitud fuerte. Por otro, en aquella época me encontré con personas maravillosas, con sus virtudes y defectos que eran ideales para crear bocetos de futuros personajes ficticios.

Por lo tanto, en mi caso, las adversidades y las épocas complicadas mejoran mi creatividad, el desarrollo de las tramas y la necesidad de escribir.

Así que será de gran ayuda encontrar una fuerte motivación que nos empuje a seguir con la historia para poder recurrir a ella cuando aparezca la pereza, los bloqueos o simplemente estemos desanimados.

actitud-para-escribir-un-libro-memorias-del-blázax

Busca esa fuerza interior si tienes dudas sobre cómo escribir una novela y terminarla. Quizás la encuentres en autores que respetas, en la necesidad de contar una historia, la originalidad de las ideas centrales de la obra… Siempre, siempre existe algo donde agarrarte.

Un enemigo a dominar: el Tiempo

En lo que al autor respecta, el tiempo no deja de ir en su contra y hay que saber dominarlo para poder aprovechar las horas que dedicamos a la novela. A no ser que seamos escritores profesionales, SIEMPRE va a surgir algo que parece más importante que sentarse a escribir, por eso es necesario crear una rutina. Y este es otro de los pilares fundamentales sobre cómo escribir una novela.

Al principio es duro, es posible que la primera semana solo hayamos escrito tres hojas y que en la primera corrección de estilo terminen borradas. No pasa nada. Es parte del proceso para aprender cómo escribir una novela y les ocurre incluso a los escritores con más experiencia. Es fundamental no desistir y mantener el hábito hasta que se convierta en una costumbre o nos sintamos mal por saltarnos la “norma”.

Desde mi experiencia sobre cómo escribir una novela, tanto a la hora de desarrollar la historia como en las correcciones, cuando he tenido en el trabajo horarios normales de ocho horas, mi prioridad durante el tiempo libre era el libro. Puede parecer una tontería, pero cuatro horas durante cinco días a la semana son más de veinte páginas escritas y eso descansando los fines de semana. El otro factor en el que nos perjudica el tiempo es que nunca llega el día en que de manera realista terminamos la obra.

Si los escritores profesionales tienen serios problemas a la hora de concluir en el plazo acordado los libros, más difícil todavía lo tenemos quienes compartimos la escritura con otro tipo de trabajo y no estamos seguros sobre cómo escribir una novela.

Por un lado hay que ser realista, no vamos a ver una título de 1.000 páginas, con maquetación incluida, en dos meses. Eso es absurdo, pero sí es interesante marcarse una fecha límite y revisarla un mes antes de que expire. Analizar, siendo sinceros, qué ha ocurrido para no avanzar como habíamos planificado, cómo podemos evitarlo en los siguientes meses, volver a marcar otra fecha que no esté muy alejada en el tiempo y ser exigentes cuando veamos que no estamos cumpliendo el plan.

La presión en uno mismo es fundamental a la hora de entender cómo escribir una novela.

Con respecto a Memorias del Blázax debería estar publicada desde hace mínimo dos años y para nada me ha servido decir a mi gente “el mes que viene registro la obra” porque siempre veía que podía seguir corrigiendo más y más… Así que junto con el tiempo, el perfeccionismo llegado a un punto también nos va a perjudicar. Esto es algo que he aprendido en la última etapa y creo que es fundamental a la hora de entender cómo escribir una novela.

«Los libros se publican para no seguir corrigiendo». J. L. Borges

Por mucho que sepamos cómo escribir una novela, para la mayoría de los autores todas sus obras pueden estar mejor, así que llegará un momento en que pese a tener el libro terminado desde hace tiempo y otros tantos meses releyéndola para mejorar partes, deberemos parar y hacer frente a la siguiente fase que es dejar que la gente la lea… y opine.

Cómo escribir una novela – Esas malditas revisiones

Nunca pensé que revisar un libro fuera más complicado que encontrar las ideas, estructurar la trama y escribir.

Desde aquí mi más sincera admiración a los correctores de estilo, puntuación y ortografía, traductores de obras, maquetadores y todos aquellos que están detrás de la edición final de un libro. Sin duda es el proceso más laborioso de todos al analizar cómo escribir una novela.

Por lo tanto, de todas las fases sobre cómo escribir una novela, la etapa de las correcciones ha sido la más dura y que más paciencia me ha exigido. Terminé harta de repetir el mismo diálogo durante meses:

–¿Todavía sigues corrigiendo el libro? Pero si ya ni recuerdo cuando lo terminaste.

–Yo tampoco lo recuerdo, amigo mío, pero ahí sigo…

–¿Y ahora qué estás corrigiendo?

–Los signos de puntuación, sobre todo en los diálogos.

–Ah, bueno. Eso no es importante, entonces ya es la última corrección, ¿no?

–Creo que voy a volver a revisarlo por si acaso.

Desde el principio cada vez que me sentaba a desarrollar, volvía a leer lo que había escrito el día anterior y realizaba una corrección de estilo. Es una buena técnica también para coger el tono y ver si aprobamos el texto o es preferible reescribirlo. Pero pequé de inocente al pensar que con ese ejercicio no iba a ser necesario revisar mucho el conjunto de la obra.

empezar-a-escribir-un-libro-blázax

Por otro lado, mientras escribía y durante la primera etapa de las revisiones iba anotando los puntos débiles de algunos capítulos, qué era necesario reescribir, qué nombres necesitaba buscar, qué palabras tendía a repetir y necesitaba evitar… Lo estructuré en bloques y cada vez que lo releía me centraba en un tipo de corrección.

Lo mismo le pedí a mis lectores 0 y en reuniones fuimos revisando y cambiando las partes que ellos veían que se podían reforzar.

“Nada más terminado un libro ya empieza a convertirse en un remordimiento que unas veces se cura con el tiempo y otras no”. Antonio Muñoz Molina

Así que las correcciones, también las de los primeros lectores, son fundamentales dentro de los puntos que engloban cómo escribir una novela. Aunque no hay que quedarse estancado en esa fase.

Un escritor de por sí es alguien perfeccionista, pero cuidado al confundir la perfección con la obsesión o el miedo a la siguiente etapa. Antonio Muñoz Molina comenta que “Nada más terminado un libro ya empieza a convertirse en un remordimiento que unas veces se cura con el tiempo y otras no”, así que en el momento en que comencemos con los pasos sobre cómo escribir una novela, cuanto antes asumamos esa sensación, mejor. Yo todavía estoy en ello.

Cómo escribir una novela tras un parón literario

Por extraño que resulte, los pilares sobre cómo escribir una novela y desarrollar un libro no están ligados a las grandes ideas o la facilidad a la hora de redactar. El mayor reto se centra en el propio autor, su compromiso con la obra, la enorme paciencia que debe tener y la tenacidad para conseguir crear un hábito de escritura o retomar la historia si ha sido necesario aparcarla durante un tiempo.

Hay pocas cosas más tristes que un proyecto sin terminar y en el caso de las obras literarias, el sentimiento de derrota se incrementa si tenemos en cuenta el tiempo dedicado a buscar personajes, enlazar tramas y horas dando a las teclas.

documentación-memorias-del-blázax

Antes de comenzar, cuando somos principiantes, el proceso de escritura se va a fundamentar principalmente en la fe en la historia. Por eso es muy importante encontrar trucos mentales y crear hábitos para no desistir. No olvides esto en el momento en que comiences a dar los pasos sobre cómo escribir una novela.

En el caso de Memorias del Blázax – Transformación también realicé las correcciones ortográficas y de estilo sin ayuda, así que entre todo, la tarea se ha dilatado varios años. Cuando surgieron los primeros parones debido al trabajo, las mudanzas o porque era necesario que me centrara en la realidad, me aterraba pensar que la historia quedaría inconclusa.

Ahora que sé que se trata de una trilogía, ese miedo seguirá ahí hasta publicar la última obra.

Así que en las primeras interrupciones tracé un plan para que fuese más sencillo retomar las páginas. Las estrategias se fundamentan en:

Memorias del Blázax – Blog

Trucos para seguir metidos en una obra aunque no escribamos

Seguir conectada a la obra aunque no escriba, por lo que sigo anotando todas las posibles ideas para los siguientes libros.
Continuar con la labor de documentación sobre teorías relacionadas con el espacio, la materia y la energía oscura y nuevos estudios científicos. Sin olvidar otros temas como nuevas técnicas de pirateo informático o bioquímica.
Encontrar soluciones a partes de la trama que tenía en blanco: conozco el principio y adónde quiero llegar, pero no sé el cómo.
Desarrollar personajes nuevos que aparecen en los otros libros y preparar la trama para cuando aparezcan.

Si seguimos con la obra en la mente nos ayudará mucho para aprender cómo escribir una novela y nos facilitará volver a ella si no escribimos durante un tiempo. Incluso retomarla después de un descanso a veces es aconsejable porque la lectura de lo desarrollado aporta mayor distancia y se acerca más al punto de vista del lector, encontrando errores que antes no percibíamos.

En las próximas entradas sobre cómo escribir una novela veremos detenidamente cada aspecto con ejemplos que podéis poner en práctica o que en mi caso me han ayudado tanto en la creación como para no dejar la obra a medias.

A la hora de dominar las técnicas para entender cómo escribir una novela, cada autor tiene sus propios trucos, ¿te apetece compartir los tuyos?, ¿has encontrado una forma de corregir más rápido un libro?, ¿tienes algún recurso para retomar la obra tras meses sin escribir? Tus pensamientos y opiniones van debajo. ¡Compártelos!


Solo tienes que dejar tu email si quieres suscribirte al blog

Al final de la página puedes comentar esta entrada

Comparte este post

¿Me ayudas a mantener vivo este blog?


Recibe un correo cada dos semanas con contenido exclusivo… es gratis!


Sígueme para no perderte nada relacionado con Memorias del Blázax y el blog

¿Te has perdido las últimas entradas?


Adultescentes anguilas en londres avances sociales bicicletas alquiler Brexit camas calientes cataluña ciencia fantástica Ciencia ficción blanda ciudades pioneras como pedir residencia permanente en Inglaterra Confinamiento en Londres cómo escribir una novela cómo escribir un libro cómo es vivir en londres drogas en londres encontrar ideas para una novela Expatriados Expatriados e Inmigrantes de España Extinction Rebellion fee settled status ideas para escribir Inglaterra Inmigrante inmigrantes innovación libros de ciencia ficción London Londres mascotas y el transporte millennial Neopopulismo patriota patriotismo piso compartido en londres politicos recargo reciclar religion grandes ciudades ritmo de londres settled status stress en Londres tendencias vivir fuera de españa waterloo bridge